• Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Google+ App Icon

DIA #9 -NO EXCUSAS

February 4, 2018

 Día # 9

 

Efesios 5:21-33

Deberes conyugales

Sométanse unos a otros, por reverencia a Cristo.

22 Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor.

 

La palabra no dice "Sométanse a sus esposos ... solo si él es bueno contigo ... o si te ayuda en la casa ... etc., etc."

 

Si tu esposo por alguna razón no sigue las instrucciones que Dios le dio, eso es entre él y Dios, tal vez nos afecte tremendamente, pero no podemos desobedecer a Dios por el comportamiento de nuestro esposo o nuestro pasado. Somos responsables de hacer nuestro trabajo bien independientemente de la obediencia o desobediencia de nuestro esposo. No podemos usar esto como una excusa de por qué no podemos someternos a nuestro esposo, honrarlo y respetarlo.

 

El problema no es que no sepamos cómo someternos porque no tenemos problemas para someternos a nuestros jefes en nuestros trabajos, y la mayoría de las veces son incrédulos, pero no queremos perder nuestro trabajo ¿verdad? pero con nuestros esposos lo resistimos.

 

* Permítanme aclarar que, si su esposo o alguien en autoridad te exige que hagas algo contrario a la palabra de Dios, por supuesto que tenemos que resistirnos. Es por eso que necesitamos conocer la palabra de Dios para poder conocer su voluntad. Reconocer el bien del mal, lo correcto de lo incorrecto.

** Si tu esposo te maltrata físicamente, corre a buscar ayuda. No te estoy animando a que lo dejes abusar de ti.

 

23 Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo.

 

Esto es para lo que nuestros esposos fueron creados, para ser cabeza, para ser respetados y honrados. Y para ser nuestros protectores.

 

Un día en mi frustración, lloré y le pregunté a Dios: "¿Es posible que una mujer cristiana sea feliz y disfrute de su esposo?" Y él me respondió: "Recuerdas cuando Jesús vino a Jerusalén y la gente gritaba 'hosanna-hosanna'. Los fariseos le dijeron dile a esa gente que se calle, y Jesús respondió: 'Si se callan, las rocas gritarán. Lo mismo en tu matrimonio: si no cuidas a tu esposo, las rocas lo harán ".

 

Debemos cuidar, honrar y respetar a nuestro esposo. Distinguir, reconocer, tomar nota de sus buenas obras y acciones. Dale privilegios. Dale apreciaciones. Alabarlo.

 

Creo que si un hombre no encuentra esto en su propia casa, de su propia esposa, Costilla-Ayudante, estara deprimido, angustiado, miserable y sin honor.

 

24 Así como la iglesia se somete a Cristo, también las esposas deben someterse a sus esposos en todo.

 

Una de las excusas más grandes que yo usaba era: "No confío en las habilidades de mi esposo". Entonces, un día, me di cuenta de la VERDAD QUE ME HIZO LIBRE, y eso es: "Si Dios creó a este hombre de la manera que es y confió en sus habilidades para ser el jefe de mi hogar, entonces quién soy yo para no confiar o creer que mi esposo (el hombre que Dios me dio como respuesta a mi oración) está equipado con poder, comprensión y sabiduría para hacer lo que Dios lo llamó a hacer, ¡DIRIGIR A SU FAMILIA!

 

Dios me reveló todas estas cosas a través del estudio de su palabra y de la Intimidad diaria con él en oración.

 

La ORACIÓN debería ser nuestro estilo de vida. Construir nuestra relación con Dios diariamente es viral para nuestra mente y nuestro corazón. Si decimos, bueno, no tengo tiempo para orar, estoy demasiado ocupada, entonces te haré estas preguntas:

-¿Miras televisión? - ¿Hablas por teléfono? ¿Estás en las redes sociales? Si tu respuesta es "Sí", tus excusas no funcionarán. ¿Qué es más importante para ti? Si queremos las bendiciones de Dios, debemos honrarlo haciendo que nuestras prioridades sean correctas.

 

Así como aprendemos a conocer a Dios pasando tiempo con él, lo mismo con mi esposo. Aprendí a valorar su presencia y a disfrutar y valorar su amistad, su fidelidad. Aprendí a confiar en él y en sus decisiones.

 

Orar juntos como marido y mujer también es muy importante. Por favor no obligue a su esposo a hacer esto. Hable primero con él y ora, pídele a Dios que ponga el deseo en el corazón de tu esposo y el lo hará. Dale tiempo. Se paciente.

 

31 «Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo»

 

No podemos permitir que nuestros padres controlen nuestras decisiones matrimoniales / familia. Nuestros padres no deberían estar involucrados en ninguna de nuestras situaciones matrimoniales. No hay excusas. Nuestros padres no deben tomar el lugar de nuestros esposos.

 

No podemos mentirle a nuestro esposo para complacer a nuestros padres. Dios no honra lo que hacemos en desacuerdo con nuestra cabeza / esposo. Seamos honestas.


 

33 .......En todo caso, cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo, y que la esposa respete a su esposo.

 

Es extremadamente importante para nosotras respetar a nuestros esposos. Es el mandato de Dios.

 

Mis queridas hermanas, tengan presente esto: Todas deben estar listas para escuchar, y ser lentas para hablar y para enojarse; Santiago 1:19

 

La respuesta amable calma el enojo, pero la agresiva echa leña al fuego. Proverbios 15: 1

 

Eviten toda conversación obscena. Por el contrario, que sus palabras contribuyan a la necesaria edificación y sean de bendición para quienes escuchan. Efesios 4:29

 

No entres en pleito con nadie que no te haya hecho ningún daño.

Proverbios 3:30

 

Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo.

2 Corintios 10: 5

 

Más vale habitar en un rincón de la azotea que compartir el techo con mujer pendenciera.. Proverbios 21: 9

 

Más vale habitar en el desierto  que con mujer pendenciera y de mal genio.

Proverbios 21:19

 

Cada uno se sacia del fruto de sus labios, y de la obra de sus manos recibe su recompensa. Proverbios 12:14

 

Lo mejor de nuestra relación es la HONESTIDAD, no EXCUSAS ni culparse mutuamente. Di la verdad. Mentir no es de Dios.

 

Necesitamos asumir responsabilidades de cada palabra o acción sin excusas ni culpas. ¿Quién comió la fruta del árbol que Dios dijo que no comieran? Adam culpó a la mujer. La mujer culpó a la serpiente. Esto tiene que parar ¡Somos REDIMIDAS DE LA MALDICIÓN!

¡Tenemos que dejar de poner excusas o culpar a nuestro esposo cuando sabemos que la verdad es que estamos cansadas o no tenemos el deseo!

 

¿Cómo se ve nuestra casa? ¿O solo nuestro baño? Parece que solo mujeres viven en ese lugar, todo color rosa y flores, todo el maquillaje como si fuera solamente "YO".

 

Mi desafío para todas las mujeres cristianas casadas es. Te reto a seguir estas instrucciones para ver tu matrimonio transformado para la gloria de Dios.

 

Preguntas para responder para sí misma:

¿Estoy siguiendo las instrucciones de Dios siendo sumisa con mi esposo?

 

¿Estoy orando y leyendo la Biblia a menudo?

 

¿Con qué frecuencia le miento a mi esposo?

 

¿Cuándo fue la última vez que alenté a mi esposo?

 

¿Cuándo fue la última vez que oré por mi esposo?

 

¿Debería confiar en las decisiones de mi esposo al confiar primero en Dios?

 

¿Estoy en el lugar correcto como mi papel como esposa y ayudante en mi matrimonio?

 

¿Mi desafío de sumisión y respeto a mi esposo debería depender de su sumisión a Dios?

 

EL RETO DE HOY:

Intimidad con Dios. Estudie y aplique las escrituras de la Biblia que están escritas en el "Desafío de sumisión" de hoy

 

Please reload

Featured Posts

My son's death to life experience

October 4, 2015

1/1
Please reload

Recent Posts

February 11, 2018

Please reload

Search By Catagories
Follow Us
Please reload