• Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Google+ App Icon

Dia #6 - LAS RELACIONES MATRIMONIALES REFLEJAN LAS RELACIONES CON DIOS

February 7, 2018

 

Dia #6  

Efesios 5:22 

Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor.

 

Esta palabra me cambió la vida. Sabía que si honraba a Dios, entonces tenía que hacer lo que dice.

 

La Biblia compara los matrimonios con la segunda venida de Jesús (el novio) para su iglesia (la novia) y la relación entre ellos. Honestamente, comparo el estado de mi relación con Dios con el estado de mi relación con mi esposo.

 

- Estaba perdida y él me encontró

-Esperó pacientemente hasta que cambie y eleji la vida

- Él sufrió por mí

-Me dio un nuevo comienzo

- Cubrió y pasó por alto mis pecados

-Me trató como una joya

-Él me ama eternamente

-Tenemos un pacto

 

Efesios 1:18 

Pido también que les sean iluminados los ojos del corazón para que sepan a qué esperanza él los ha llamado, cuál es la riqueza de su gloriosa herencia entre los santos,

 

Pensé que conocía a mi esposo más de lo que él me conocía, hasta que un día,

mis hijos querían jugar un juego llamado "¿QUIÉN SABE MÁS DE QUIEN?"

Estaba tan emocionado con este juego. Pensé que ganaría y lo avergonzaría. Quería que se diera cuenta de mi angustia porque sabía que no sabía nada de mí.

 

Los niños nos trajeron individualmente a diferentes habitaciones y nos dieron dos papeles diferentes con preguntas para responder. Estos son algunos ejemplos de las preguntas:

 

Papel #1

1-Cual es el color favorito de papá?

2-Cual es el restaurante favorito de papá?

3-Cual es la comida favorita de papá?

4-¿Cual es el lugar favorito de papá?

 

Papel #2

1-¿Cual es el color favorito de mamá?

2-Cual es el restaurante favorito de mama?

3-Cual es la comida favorita de mamá?

4-Cual es el lugar favorito de mamá?

 

Luego leyeron las respuestas que comparaban lo que mi esposo decía que eran sus cosas favoritas y lo que yo dije que eran las cosas favoritas de el y viceversa.

 

¡¡SORPRESA!!

Sus respuestas sobre mí fueron todas correctas, pero mis respuestas sobre él fueron todas incorrectas. No coincidieron. Los niños lo reclamaron como el "GANADOR" mientras yo estaba hirviendo de ira y confusión. No pude entenderlo.

 

Más tarde esa noche cuando nos fuimos a dormir, todavía tenía la pérdida del juego en mi corazón. Le pregunté a Shawn: "¿Por qué mentiste? Siempre pensé que ese era tu color favorito, o tu restaurante favorito, ¿o comida o lugar? "Su respuesta fue como una espada que atravesó mi corazón. Corrí al baño a llorar y a pedirle a Dios que me ayudara.

 

Shawn dijo: "Mi color favorito no es el cafe, yo tengo muchas camisas de color cafe porque tu las compras para mí. Es tu color favorito, no el mío.

Continuó, "Vamos mucho a ese restaurante, no porque sea mi favorito, sino porque te encanta. Hago todas estas cosas, y voy a todos estos lugares no porque sean mis favoritos, ¡sino porque todo lo que quiero hacer es complacerte a TI!"

 

Sabía las respuestas sobre mí porque todas trataban sobre mí. Sin embargo, no conocía a mi esposo porque eso no era importante para mí.

 

De la misma manera que hacemos con Dios. Somos cristianas, pero ¿realmente lo conocemos como deberíamos? Esto crea tanta confusión en el Cuerpo de Cristo. Dios quiere que lo conozcamos, para que podamos amarlo por lo que él es.

 

Aprende a conocer a Dios y a conocer a tu esposo. Te darás cuenta de que hay cosas mejores y más bellas que aún no descubriste. Al final, todo se trata de morir. Morir a nuestra propia carne. Jesús murió por nosotros y tenemos que morir a nuestra carne en él, para que el pueda vivir a través de nosotras. Cristo quiere que vivamos una vida que es el cielo aquí en la tierra a través de él.

 

Sus caminos son mejores que los nuestros. ¡Él es PERFECTO en todos sus caminos!

 

Mientras escucho a Dios al leer Su palabra, también tengo que escuchar a mi esposo. Muchas veces, estaba demasiado ocupada para escuchar lo que decía. En mi mente, pensaba, ¿por qué ahora? ¿En serio? ¿No me ve texteando o limpiando? Entonces actuaba como si estuviera escuchando, pero en realidad, no lo estaba. Esto produjo muchos problemas serios más adelante. Esto también abría la puerta a las mentiras. Mentí al decir o actuar como si estuviera escuchando, y luego le decia: "¡nunca me lo dijiste!"

La solución a esto es SIMPLE: tenemos que dejar de hacer lo que estamos haciendo en ese momento, o podemos preguntar: "¿podemos hablar de esto más adelante?". Entonces mantenerlo como una prioridad.

 

Es importante escuchar los consejos, ideas y opiniones de nuestro esposo. Luego, considerarlo todo antes de que hagamos, digamos o pensemos en algo. No podemos hacer nada a sus espaldas y luego pensar que nos saldremos con la nuestra más tarde manipulándolos o mintiéndoles. Dios no bendecirá lo que hacemos sin el acuerdo de nuestro esposo. Es desobediencia. Es una maldición que traemos a nuestro matrimonio.

 

NO CONTROLE LAS PALABRAS, ACCIONES Y REACCIONES DE SU ESPOSO

Algunas veces pensamos que somos mejores que nuestro esposo resolviendo problemas y situaciones. Tratamos de controlar sus palabras y acciones. Me di cuenta de que cuando sucedía una situación en nuestra familia y mi esposo asumía la responsabilidad de resolverla. Mi gran error fue decirle a mi esposo, haz esto o aquello ... no digas esto o aquello ... o dilo de esta manera. Queremos que nuestros esposos actúen, hablen y piensen como nosotras. ¿Sabes lo incómodo que es para ellos? Queremos usarlos como nuestros títeres, en lugar de permitirles que ellos resuelvan el problema de la manera en que fueron creados para hacerlo.

 

Muchas veces guardé silencio y oré cuando sucedieron situaciones en nuestro hogar. Solo dejo que mi esposo se encargue de eso, de la manera que él piensa que es lo mejor. Lo hago confiando en Dios. Creo que Dios le da sabiduría a mi esposo, porque a el le importa el bienestar de nuestra familia. Esto no significa que mi esposo no cometa errores, por supuesto que sí, pero le doy mi opinión y normalmente siempre tratamos de llegar a una solución juntos. Cuando no estamos de acuerdo con algo, normalmente me molesto un poco al principio, luego oramos y le pedimos a Dios que nos indique la dirección correcta. Y Dios siempre lo hace porque es fiel con aquellos que lo ponen al frente en todo lo que hacen.

 

No podemos hacer esto sin Dios. Debemos ponerlo a Él primero en nuestras vidas individuales y en nuestro matrimonio. Como cristianos, somos responsables de representar la gloria de Dios en nuestra relación como matrimonio, como la relación de Cristo con su iglesia.

 

 

Preguntas para responder pora si mismas:

¿Cómo está mi relación con Dios? Puedo compararla con el estado de mi relación con mi esposo?

 

¿Realmente conozco a mi esposo y realmente sé quién es Dios?

 

¿Cuál es mi reacción cuando mi esposo no está de acuerdo conmigo?

 

¿Debo estar de acuerdo con cada decisión que toma mi esposo?

 

¿Intento o he intentado controlar a mi esposoo?

 

¿Cómo puedo escuchar a Dios y escuchar a mi esposo? ¿Qué debo hacer?

 

EL RETO DE HOY:

Pase tiempo con Dios y escriba una lista de cosas que no sabe, no está seguro, o tal vez piense que sabe acerca de Dios y de su esposo. Luego averigue las respuestas correctas. Haga preguntas. Usa tu biblia.

 

Please reload

Featured Posts

My son's death to life experience

October 4, 2015

1/1
Please reload

Recent Posts

February 11, 2018

Please reload

Search By Catagories
Follow Us
Please reload